Category: Ciencia


A tiempo para celebrar el 40º Aniversario del Primer Alunizaje, la sonda Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO) nos envía estas espectaculares imágenes que muestran 5 de los 6 Módulos Lunares del Proyecto Apolo posados en la superficie lunar.

La sonda de la NASA Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO), ha abierto su colección de imágenes con los lugares de alunizaje de los Apolo. Las imágenes muestran las fases de descenso de las misiones Apolo descansando sobre la superficie de la Luna, proyectando largas sombras por el bajo ángulo con el que llega la luz solar, que las hace evidentes. La cámara de la LRO (Lunar Reconnaisance Orbiter Camera, LROC), fue capaz de fotografiar cinco de los seis lugares de alunizaje de los Apolo, quedando el Apolo 12 a la espera de ser fotografiado en las próximas semanas.

El satélite alcanzó la órbita lunar el 23 de junio y capturó las imágenes de los lugares de alunizaje de losApolo entre el 11 y el 15 de julio. Aunque se esperaba que la LRO fuera capaz de resolver las imágenes de las misiones Apolo, estas primeras imágenes llegaron antes de que la nave espacial alcanzara su órbita de cartografiado. Las futuras imágenes de estos sitios tendrán una resolución dos o tres veces mejor.

Sigue leyendo

El eclipse solar total más largo del siglo XXI, que comenzará a las 3.13 horas de la madrugada de este miércoles, durará 6 minutos y 39 segundos.

El punto álgido de observación del eclipse se localizará a unos 100 km de las Islas Bonin, al sureste de Japón, y podrá contemplarse desde el norte de la India, el este de Nepal, el norte de Bangladesh, Bután, el norte de la punta de Myanmar, China Central y el Océano Pacífico, incluyendo las islas Ryukyu, Marshall y Kiribati.

En España, el último eclipse solar total que pudo observarse ocurrió el 2 de octubre de 1959 y se vio desde Canarias, mientras que el próximo no se producirá hasta el 12 de agosto de 2026, y el siguiente, el 2 de agosto de 2027, según datos del Instituto de Astrofísica de Canarias.

Descubrimientos en Marte

Los descubrimientos del Phoenix Mars Lander de la NASA, que se anunciaron durante la misión, son ahora detallados en un conjunto de cuatro artículos en el número del 3 de julio de la revista Science. Son los primeros en describir las regiones más septentrionales del planeta rojo, y arrojan algo de luz sobre la historia del agua en Marte, así como de la habitabilidad potencial del planeta. Entre los descubrimientos más significativos del Phoenix, que aterrizó en el planeta el 25 de mayo de 2008, se encuentra una capa de hielo de agua tan dura como una roca, a unos pocos centímetros bajo la superficie de las polvorientas planicies árticas. Phoenix desenterró otras sorpresas: el polvo marciano del lugar donde aterrizó resultó ser inesperadamente compacto y contenía algunos compuestos que lo diferenciaban de los lugares donde los primos hermanos de este rover habían estado investigando. Agua confirmada Phoenix fue mandada a las planicies de Vastitas Borealis en Marte, en parte para confirmar las observaciones de la Mars Odyssey Orbiter de la NASA (que sigue orbitando el planeta rojo), que mostraban señales de hielo de agua bajo la superficie de esa región.

Sigue leyendo

La nave Lunar Reconnaissance Orbiter, o lo que que es lo mismo , la LRO, de la NASA, retransmitio sus primeras imagenes desde que el dia 23 de junio comenzó a orbitar la Luna.
Dicha nave consta de dos cámaras, conocidas como “Lunar Reconnaissance Orbiter Camera (LROC)”, una de gran campo de baja resolución y otra de alta resolución de campo profundo.

Las imágenes corresponden a una región al este del cráter Hell E, en la región montañosa de la Luna al sur de Mare Nubium, y fueron tomadas a lo largo del terminador de la Luna – la línea divisora entre el día y la noche -. Esta aea recuerda en cierta similitud a la explorada por los astronautas del Apolo 16 en 1972.

A continuacíon, varias de las fotografias realizadas por la LRO :

En apariencia, el Sistema Solar es un ejemplo de estabilidad. Los planetas siguen sus órbitas imperturbables y su comportamiento futuro es predecible. Pero las apariencias engañan. Hace 20 años, el astrónomo francés Jacques Laskar demostró que los movimientos en el Sistema Solar son caóticos.

Hoy, en un artículo en Nature, Laskar y Mickael Gastineau han avanzado en la comprensión de este caos orbital y han llegado a calcular que en los próximos 5.000 millones de años una colisión entre alguno de los planetas interiores del Sistema Solar es posible. El dato no es alarmante. Sólo en un 1% de los casos planteados el desorden planetario llevaría al desastre.

Planeta subversivo

Pese al reducido tamaño de Mercurio, las simulaciones informáticas empleadas por los astrónomos franceses señalan a este planeta como el principal sospechoso de subversión del orden establecido. En un pequeño grupo de las futuras trayectorias posibles para este planeta, Mercurio quedaría atrapado en una resonancia secular con Júpiter.

Este fenómeno consiste en que la influencia gravitatoria del planeta gigante sobre el más pequeño se amplificaría y acabaría por aumentar la excentricidad de la órbita de Mercurio hasta hacer que se cruzase con la de Venus.

En otros casos, el incremento en esta excentricidad tendría efectos sobre otros planetas internos que acabarían con la expulsión de Marte del Sistema Solar o el choque de la Tierra con Mercurio, Marte o Venus. Tras la desestabilización de Mercurio, el cataclismo tardaría en llegar menos de 100 millones de años.