Una fotografía ha vuelto a animar las especulaciones acerca de la existencia de vida, y además con aptitudes para la escultura, en Marte. Se trata de una imagen enviada por el vehículo robotizado ‘Mars Explorer Spirit’ a principios de mes, y cuyo análisis detallado permite apreciar lo que parece un objeto humanoide que los escépticos atribuyen a una caprichosa forma de las rocas, una sombra o incluso un montaje, mientras los entusiastas de los marcianos ya hablan de toda una ‘prueba de vida’. El debate está servido.

La imagen procede del vehículo robotizado ‘Mars Explorer Spirit’, que lleva ya cuatro años fotografiando y tomando muestras de la superficie marciana, y revela una sombra con cierto parecido a una estatuilla de aspecto humanoide, tanto que incluso se le ve una prolongación que haría las veces de brazo. La foto, según informaciones del rotativo ‘Daily Mail’ recogidas por Otr/press, ha suscitado ya discusiones en Internet para dilucidar si se trata de un montaje, una sombra, una ilusión óptica, simples rocas o la prueba definitiva de que los extraterrestres existen y no son tan distintos a la vida en la Tierra, con capacidad incluso para el arte escultórico.
“Estas imágenes son sorprendentes. No podía creer lo que veían mis ojos cuando vi lo que parecía ser un alien desnudo corriendo por Marte”, mostró un fervoroso defensor de la teoría del humanoide.
Otros, en cambio, escriben frases más escépticas y hablan de formaciones rocosas o de lo fácil que resulta “engañar” al ojo humano.
En cualquier caso, a buen seguro es una de las imágenes enviadas por el ‘Spirit’ que más expectación está levantando fuera de la comunidad científica, ya que desde que comenzase en 2004 su misión junto al ‘Opportunity’ los resultados no han sido todo lo provechosas que se esperaba después de que la NASA invirtiese en este ambicioso proyecto 820 millones de dólares. Ambas naves tienen como uno de sus principales objetivos confirmar o desmentir la existencia de agua en Marte, lo que permitiría albergar la esperanza de la existencia de vida en el planeta rojo.
LA CARA DESCUBIERTA EN 1976
Pero no es ni mucho menos la primera vez en que una imagen de Marte da rienda suelta a todo tipo de teorías. Como caso más sonado, cabe citar el de la ya famosa ‘cara de Marte’, descubierta en una región conocida como Cydonia en 1976 por el vehículo en órbita ‘Viking I’. La instantánea mostraba una planicie salpicada de mesetas, una de las cuales guardaba un tremendo parecido con una cara humana.
Nadie en la NASA le dio más relevancia a esta foto que la que le habían atribuido los propios astronautas, a quienes simplemente les había llamado la atención la singularidad de la meseta, de 1, 5 kilómetros de ancho. Sin embargo, cuando se publicó en prensa se desataron las más variadas especulaciones, desmentidas por si cupiese cualquier duda con fotografías posteriores, como una más detallada enviada por la ‘Mars Global Surveyor’ en 1997 y que disminuye considerablemente el parecido del accidente geográfico con un rostro.