Cuatro turistas aseguraron haberse encontrado cara a cara con la versión china del legendario “Yeti” tibetano, un ser medio humano y medio simio, en las cercanías del río Licha, en el centro de China, informó hoy el diario “Changjiang Times”.

De poder demostrar la veracidad de sus palabras, estos cuatro turistas se convertirían en los primeros testigos vivos de la existencia del “Pies Grandes” chino, un simio gigante bípedo cuyo supuesto hábitat en el país asiático sería la reserva natural de Shennongjia, provincia de Hubei.

El científico Zhang Jinxing, que lleva a cabo investigaciones en la reserva de Shennongjia, informó del emocionante descubrimiento a las autoridades locales anoche, después de haber interrogado a los turistas.

Vieron a dos
Los cuatro turistas, que viajaban en un todoterreno, avistaron a dos ejemplares de este supuesto ser mitológico desde una distancia de 50 metros, el pasado domingo.

Se refirieron a ellos como “dos gigantescas y oscuras figuras que permanecían detrás de una espesa masa de arbustos”. Al principio, las dos criaturas no detectaron el vehículo, pero rápidamente corrieron a esconderse en la espesura.

Los turistas regresaron unas horas más tarde acompañados por dos miembros del servicio de mantenimiento del remoto Bosque de Lichahe, pero pudieron encontrar sólo unas cuantas huellas, ramas rotas y frutas salvajes dispersas sobre el suelo.

Las autoridades forestales han enviado a un equipo de investigación a las riberas del Licha para recoger más pruebas, y han prometido que harán públicos los resultados de su investigación lo antes posible.

El Yeti, o “abominable hombre de las nieves”, está considerado un ser legendario de la mitología tibetana y nepalí emparentado con el “Pie Grande” norteamericano.

Aunque algunos expertos lo vinculan a una especie de orangután que habitó los montes Himalaya hace millones de años, y otros a una especie de oso, no existen pruebas concluyentes sobre su existencia.