El santuario, conocido como “Artemis Amarynthia”, se encontraba en la Antigüedad cerca de la pequeña ciudad de Amarynthos y durante décadas fue buscado por los arqueólogos.

Arqueólogos griegos y suizos descubrieron uno de los mayores templos de Artemisa de la Antigüedad en la segunda mayor isla griega, Eubea, según informó hoy la arqueóloga suiza Valentina di Napoli en Atenas.

El santuario, conocido como “Artemis Amarynthia”, se encontraba en la Antigüedad cerca de la pequeña ciudad de Amarynthos, unos 11 kilómetros al este de la ciudad portuaria de Eretria, según lo descrito por el geógrafo antiguo Pausanias en el siglo II después de Cristo.

Los arqueólogos se preguntaron durante décadas dónde se encontraba exactamente el templo. “Creemos haber encontrado el templo. El año que viene seguiremos con las excavaciones”, señaló Di Napoli. Las excavaciones fueron lideradas por el arqueólogo suizo Denis Knoepfler.

El descubrimiento es, según la arqueóloga griega Amalia Karapaschalidou, uno de los más importantes de los últimos años. Los arqueólogos desenterraron hasta ahora los cimientos de un gran edificio y las partes que salieron a la luz tienen unos seis metros de largo.

Según se indicó, las excavaciones continuarán en un terreno aledaño el año que viene. Hallazgos de cerámicos encontrados alrededor del santuario indican que el templo ya existía en el año 700 antes de Cristo, de acuerdo con el diario de Atenas “Eleftherotypia”.